Ojeras

Las ojeras son alteraciones del color de nuestra piel bajo los ojos, debido a una producción excesiva de melanina y a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel.

No son un problema médico de relevancia pero son antiestéticas y oscurecen nuestra mirada.

¿Por qué tenemos ojeras?

- La primer causa es hereditaria. Si tus padres o abuelos tienen ojeras de forma crónica es muy probable que también las tengas o las desarrolles con el tiempo.

- Por un problema de circulación en nuestra sangre que pigmenta de manera más oscura a ciertas zonas de nuestro rostro.

- El cansancio, estrés y dormir inadecuadamente las aumenta aún más.

- Se ven favorecidas cuando tenemos mala alimentación.

- Se potencian en el caso de las personas alérgicas.

10 consejos:

1- Duerme las horas suficientes, todos los días. Dormir mal es una de las causas principales de las ojeras que puedes evitar.

2- Fumar causa problemas vasculares, por ende, favorecen las ojeras entre otras cosas.

3- Procura seguir una dieta saludable, sin excesos. Toma vitaminas, un sinfín de problemas cosméticos puede ser atribuidos a la deficiencia de vitaminas.

4- Consume suficiente agua, alrededor de 2 litros diarios y disminuye el consumo de sal.

La sal facilita la retención de líquidos y, en consecuencia, contribuye a la formación de bolsas debajo de los ojos.

5- La crema de manzanilla y un poco de hielo, es uno de los remedios naturales más beneficiosos para disimular “bolsas” y ojeras.

6- Usa la máscara de pepino y zanahoria. Raya estas verduras y aplícalas en tus párpados durante 14 minutos… ¡Enjuaga con agua fría y verás!

7- Tratamiento anti-ojeras: Corta una papa en rodajas finas, aplica en tus párpados y ojeras. Deja actuar 10 minutos, seca con suavidad tu rostro, y aplica un gel limpiador.

8- Realiza masajes fríos en tus ojos todos los días. ¿Cómo? Con té frío de manzanilla sobre los párpados y el contorno de los ojos y luego aplica por un par de minutos una gasa o pañuelo embebido en leche casi helada. ¡Pruébalo!

9- “Vierte una taza de leche fría en un recipiente pequeño. Agrega unos pocos cubos de hielo para asegurarte de que la leche está fría. Empapa dos motas de algodón en la leche. Recuéstate y coloca una mota en cada ojo. Sigue recostada por espacio de 15 minutos y luego repiteí este proceso. La leche te ayudará a reducir los ojos hinchados y también aclarará el blanco de tus ojos” Fuente: ehowenespanol.com

10- Aplica en círculos una crema anti-ojeras confiable. Luego de la crema, hidrata tu piel.

Elige un corrector de ojeras acorde a tu tono de piel. Cada mujer necesita un producto diferente, de acuerdo a su piel, consulta con un experto en cosmetología el tipo de piel que tienes y el producto que te hará ver mejor. ¡Cuidado y prevención son los mejores remedios!


Publicación más antigua Publicación más reciente